Que no te engañen, que no se puede vivir de tu blog

He hecho una prueba. He ido al todo poderoso Google y me he puesto a buscar las siguientes frases, entre paréntesis pongo el número de resultados:

  • “Como vivir de tu blog” = 1.500.000 resultados
  • “Como vivir de un blog” = 16.200.000 resultados
  • “Se puede vivir de un blog” = 16.400.000 resultados

Y no creo que sea necesario seguir. A todo el mundo le gustaría vivir de su blog, te levantas por la mañana a la hora que te plazca, escribes un artículo sin estresarse y el  resto del día ya lo puedes dedicar a irte a la playa paradisiaca esa que tanto te gusta y a esperar que el dinero llegue solo.

Todo fantasía y una utopía a la que muchos aspiran y pocos por no decir nadie llega. Solo por los resultados que Google aporta quiere decir que son muchos los que esperan vivir de su blog. Lo que nadie te dirá es que la inmensa mayoría de información que ofrecen algunos de esos gurús de internet es que lo que buscan es vivir de ti. Sí, de ti, que tu sueño es vivir de tu blog.

moneda-de-dolar_318-49848.png

Un lugar para la historia

Hacía tiempo que no actualizaba mi blog personal. En esta ocasión quería aprovechar el espacio para hablar de uno de los blogs con los que tengo el placer de colaborar y ayudar. Si no escribiendo, sí al menos realizando labores de colaboración en cuanto a posicionamiento y SEO.

Se trata de Lugares con Historia, un blog sobre pueblos y ciudades de obligada visita para los amantes de la historia.

Javier Santos de los Ramos es su autor y lo mejor es que trata cada artículo como si le fuera la vida en ella. Cada artículo, cada historia cuenta con una amplia documentación que transmite al lector el amor por la historia.

Si eres un viajero empedernido en busca de lugares increíbles que todavía no han sido descubiertos por el gran público quizás sea uno de los mejores blogs que puedas encontrar.

Además, su autor colabora con revistas y espacios radiofónicos de amplio prestigio, lo que ofrece un poco más de credibilidad a todo lo que en él se escribe.lugares-con-historia

El contenido es el rey, o no

El contenido es el rey. O eso es lo que dicen los que se autoproclaman como los gurús de internet.

Con el tiempo he llegado a la conclusión que esta afirmación se queda corta para definir o acotar el mundo de internet.

Es cierto que el contenido es el rey, pero ante tanta competencia añadiría que solo el buen contenido optimizado es el rey. Ante tanta competencia no es fácil destacar en el mundo de los blogs.

Los mejores artículos cuestan lo suyo. Un buen artículo requiere de varios factores que a continuación añadiría:

  1. Perspicacia a la hora de elegir la temática del artículo. Saber qué necesita saber el lector, intuir lo que puede necesitar, ponerse en el lugar del lector o del usuario son algunas claves a la hora de elegir el tema.
  2. Contar una historia. Los periodistas ya no solo buscamos contar una noticia. Hay que contar una historia, y si esa historia nos ha pasado a nosotros mejor. Por ejemplo, a la hora de contar nuestra experiencia en informacionyarte.com y en Facebook se nos ocurrió ofrecer algunas recomendaciones sobre lo que no hacer a la hora de crear una página en Facebook. Este artículo me ha permitido ofrecer charlas y coloquios a todos aquellos que se inician en el mundo de las redes sociales para que no cometan los mismos errores.
  3. Optimizar el contenido. Cómo decíamos el contenido es el rey, pero si éste no está optimizado difícilmente conseguiremos que destaque. La búsqueda de las mejores palabras clave es importante, aunque tampoco hay que obsesionarse. Hay que tener en cuenta que para realizar una buena estrategia de posicionamiento y de construcción de enlaces hay que ser consciente que al final quién nos enlaza no es Google, ni los buscadores, son las personas. Por eso, la obsesión por escribir de cara a los buscadores hay que reemplazarla, y pensar que escribimos para las personas. Si es el contenido es bueno, serán éstas quién nos acabe enlazándolos, y todos los que nos dedicamos a esto de internet sabemos la importancia que tienen los buenos enlaces. También tendríamos que poner mucha atención en lo que tradicionalmente llamamos el SEO on page. Normalmente, tener bien optimizada nuestra web es lo más importante, y si lo conseguimos, nuestra estrategia de SEO off page funcionará mucho mejor y con menos dinero.
  4. Estrategia en redes sociales. Por último, las redes sociales deben ser como insertar unos caballos extras a nuestro coche. Si el contenido es bueno los usuarios poco tardarán en darle visibilidad a nuestro contenido. Pero no está de más empezar por nosotros mismos a la hora de lanzar ese contenido a las redes sociales. Facebook y Twitter son las que más importancia tienen, pero no las únicas. No hay que olvidarse de Google +, que aunque no cuente con muchos usuarios es de Google, y ya sabemos quién manda en internet. Para darle virilidad a nuestro contenido no basta con publicar un contenido una sola vez, hay que saber a qué hora funciona mejor o publicar nuestro contenido varias veces y de diferente forma. El truco está en probar hasta que encontremos qué es lo que mejor funciona.
  5. Y el último truco. Trabajar, trabajar y trabajar con entusiasmo. Éste es el más importante de todos.

El periodismo ha muerto, o no

Hace mucho tiempo que el periodismo tradicional tocó a su fin. Y eso no significa que el periodismo haya muerto ni nada por el estilo. El periodismo, mientras exista el ser humano, seguirá existiendo, siempre habrá alguien que cuente una historia para que otra u otras las escuchen, las lean o las transmitan. Todos llevamos un periodista dentro.

La diferencia en estos nuevos tiempos radican más en las formas que en el fondo. El fondo sigue siendo el mismo, las formas no. Ahora se pueden leer noticias en cualquier lado y mediante cualquier dispositivo.

El periodismo viejo y aburrido que todavía hoy se practica y que se abastece solo de un sector muy reducido de lectores.

Ahora un grupo de aventureros nos lanzamos en una aventura periodística.